fbpx Enseñándole a nuestros hijos sobre el dinero | JMMB Group Puesto de Bolsa

Enseñándole a nuestros hijos sobre el dinero

15 Julio 2016
 

¡Hola! En esta ocasión hablaremos sobre una de las tareas importantes de todo padre; enseñar a sus hijos el valor y el manejo del dinero.


El manejo del dinero de los hijos

Generalmente, en toda familia los padres son los responsables de enseñar a sus hijos el valor del dinero y como deben utilizarlo adecuadamente. Al aprender a manejar y administrar sus recursos, los niños desarrollan muchas habilidades las cuales les serán de gran utilidad en su vida.

Los padres no solo les enseñan a dividir los gastos y ahorrar, sino que también les trasmiten valores como el esfuerzo, la honradez, responsabilidad y la generosidad. La educación financiera es un aspecto de gran importancia en la vida, que implica crear buenos hábitos de ahorro y el desarrollo de un manejo eficiente de los ingresos.

Transmitir estas enseñanzas no solo se logra con las conversaciones de cómo debe administrarse, como presupuestar y decirles la diferencia entre lo que necesitan y lo que quieren; sino que también los niños deben aprender por experiencia, aprendiendo en la práctica acompañado de la asesoría de sus padres. Para esto, recomendamos establecer un sistema de mesadas/semanadas.


El sistema de mesadas o semanadas

Una mesada es una cantidad de dinero que los niños pueden administrar y usar para algo específico. La mesada es una herramienta importante para que los niños aprendan y practiquen técnicas para el buen uso del capital a través de su propia experiencia, y de la asesoría de sus padres. Igualmente, es útil para la toma de decisiones, para que conozcan el valor del dinero, entiendan que es limitado y que se obtiene como recompensa por el trabajo.

Este sistema se ha convertido en una tradición en gran parte de las familias de muchos países y hasta el momento ha mostrado resultados positivos tanto para los padres como para los hijos. Los padres optan por dar mesadas a sus hijos principalmente para enseñarles a ser responsables con el dinero, comprendan el valor del dinero e introducirlos en el manejo de sus finanzas personales. Los niños que aprenden desde pequeños a manejar sus recursos estarán mejor preparados para tomar decisiones financieras más inteligentes en un futuro.


¿Cuándo iniciar?

Pero entonces ahora surge la pregunta, ¿Cuándo debemos iniciar a dar mesadas a nuestros hijos? Las habilidades para manejar el dinero se desarrollan poco a poco de forma gradual desde la niñez. Generalmente los niños empiezan a entender el concepto y valor del dinero a partir de los 7 años y puede diferenciar las diferentes denominaciones y billetes. En este momento se puede implementar el sistema de forma diaria donde se le otorgue al niño una pequeña cantidad de dinero para ahorrarlo.

A medida que va creciendo se puede otorgar una cantidad mayor para cubrir la merienda del colegio de la semana y que lo administre según su criterio. Con el tiempo, esta cantidad puede ir aumentando poco a poco según crezca y mejore su manejo así como la frecuencia puede pasar a ser semanal, quincenal o mensual.

Cada familia tiene su propio esquema de como otorgar mesadas ya que no todos los niños aprenden de la misma forma. Las mesadas atadas a los quehaceres del hogar es uno de los métodos más comunes ya que son aquellas otorgadas siempre y cuando el niño cumpla con ciertas tareas asignadas en el hogar, como puede ser: organizar su cuarto, sacar la basura, dar de comer a las mascotas, hacer su tarea, entre otras. De esta forma se le enseña sobre la responsabilidad y el esfuerzo de obtener ingresos.

El monto de mesada debe ser siempre moderado. No es conveniente otorgarle más de lo que necesitan aunque los padres tengan la capacidad para hacerlo. Es importante que los padres les ensenen a ahorrar y ofrezcan consejos de cómo y en que debe gastar.

A medida que el niño crezca es bueno ir dándole mayor libertar para que tome sus decisiones y puedan cometer errores ya que esto les servirá de enseñanza para una futura ocasión.

Como padres, se debe orientar a los hijos para realizar un plan de ahorros y gastos y conversar frecuentemente para evaluar cómo están administrando el dinero y así poder hacer los ajustes de lugar.

Scroll Top